Destacadas Negocios

Nueva terminal de Veracruz que hoy inicia operaciones, arrastraría 150 mil nuevos empleos con corredor industrial

Confían empresarios aduanales en que por sus dimensiones, se podría recuperar la carga que llega a puertos de los Estados Unidos y se interna a México por carretera o ferrocarril

Ciudad de México, a 1 de julio de 2019

El inicio de operaciones comerciales de la nueva terminal marítima del Puerto de Veracruz, la cual se pone en funcionamiento hoy 1 de julio, no sólo permitirá recuperar la carga del norte de Europa que actualmente llega a México a través de la frontera con los Estados Unidos, sino generar un gran corredor industrial que produciría 150 mil nuevos empleos desde hoy y hasta 2024.

Manuel Óscar Enciso Villarreal, director general de Corporativo Enciso, Agencia Aduanal dedicada a la importación y exportación con más de 68 años de experiencia, asegura que con la ampliación del Puerto se le dará seguridad al importador y exportador, además de generar empleos en todos los servicios alternos.

Además, “vamos a lograr una añoranza de muchos años que era traer barcos muy grandes que antes no llegaban y también ganarle terreno a toda aquella carga que llega a los puertos americanos como Houston y baja por la frontera a México”.

El empresario afirma que con la entrada en funcionamiento de la nueva terminal especializada, considerada como la obra de logística más grande en el país, hoy “es el momento de recuperar la carga que de manera natural le pertenece al puerto de Veracruz”.

Enciso, quien ha sido presidente de la Asociación de Agentes Aduanales de Veracruz y presidente fundador del Consejo Empresarial de Veracruz, hoy COPARMEX Veracruz, afirma que de acuerdo con las previsiones de la empresa maniobrista Internacional de Contenedores Asociados de Veracruz (ICAVE), propiedad desde 2001 de Hutchison Ports, la zona puede generar hasta 150 mil empleos en los siguientes cinco años.

Edmundo Enciso, agente aduanal en la Ciudad de México, donde preside la Comisión de Comercio Internacional de la COPARMEX CDMX, como su hermano Manuel Óscar, destaca que se podrán recibir y exportar productos líquidos, granos, carga suelta, contenerizada, y consolidar carga desde México hacia el mundo.

“La llave del corredor industrial está en las zonas colindantes a la aduana, con almacenes fiscales y fiscalizados, con empresas maquiladoras integradas en una zona fiscal, sin impuestos, bajo el régimen de mercancía temporal para exportación”.

Todo esto, asegura, va a generar un grande la derrama económica al puerto de Veracruz, van crearse fuentes de trabajo y va a haber seguridad, siempre que exista confianza de los inversionistas importadores y exportadores.

Manuel Óscar Enciso advierte que un corredor industrial hace toda la cadena logística para, por ejemplo, generar una especie de tren donde, por ejemplo, se ensambla cada una de las partes de los autos hasta llegar a la planta armadora donde se termina la unidad y se reexporta.

Actualmente hay dos formas de hacerlo, una vía terrestre por carretera o ferrocarril y otra vía marítima que no solamente va a los Estados Unidos, sino a Europa y Centro y Sudamérica, para ir realizando el armado.

Entonces, el corredor industrial les daría a las empresas fortaleza en cuanto al costo de los impuestos y tenerlos muy bien orientados, de tal forma que el gobierno gane, que el empresario gane, pero que el costo final sea barato para el consumidor.

“Los costos de producción se podrían reducir hasta en un 60 o 70 por ciento, todo depende de los centros logísticos donde llegue la mercancía”, afirma.