Casos de Éxito

Reaprovecha emprendedor mexiquense los residuos para crear energía

Por: Juan Carlos Machorro

 

Pablo Kohan, CEO de la empresa mexiquense “Combustible Verde”, declaró a yoemprendedor.mx que esta marca propia consta en aprovechar la biomasa residual producida a partir de los residuos sólidos urbanos (RSU), que se componen en un 80% de materia orgánica, un 10% de plásticos no aptos para reciclar, un 2% de tela, y un 8% de varios.

Para así generar energía que es creada por medio del uso de equipos de oxidación térmica de biomasa, que utilizan como combustible a dichos RSU. Esta es una empresa de innovación, creadora de más de 10 empleos de personal calificado, que da un valor económico a la basura y creadora de energía; “además, dejamos de enterrar los residuos en un 90% y eso es tan importante como la generación de energía sustentable”, puntualizó.

Recordó que este proyecto comenzó hace casi un año y para enero de este 2018 ya tenía un prototipo a escala donde hizo diversas pruebas hasta lograr el resultado de aprovechamiento de biomasa.

Explicó que “llegan los residuos al relleno, entran en la planta de separación para terminar de separar los reciclables ( PET, HDPE, Cartón, etc), por medio de otra banda entran los residuos al generador de biomasa, este es un proceso que tarda entre 40 a 60 minutos y es autosuficiente en energía ya que se consume el 20% de la propia biomasa, después de haber cumplido el tiempo la biomasa pasa por un proceso de cribado para terminar de separar todo lo que no se haya integrado a la biomasa residual.

Posteriormente, dijo, la biomasa residual entra a una caldera de oxidación térmica de biomasa la que genera vapor ( energía térmica) y el vapor pasa a una turbina o un motor de combustión de vapor para la generación de energía eléctrica

Dijo que sus trabajos constarán en un primer paso en la separación de los residuos reciclables, una vez realizado este paso todos los sobrantes entrarán en el generador de biomasa, después del proceso pasa por otro cribado para separar la biomasa de plásticos, metales y otros que no se incorporaron al proceso de la generación de biomasa”.

Hizo una conversión, la cual indica que por cada 1,000 kilogramos (kg) de residuos se pueden obtener con esta tecnología mexiquense unos 600 a 700 kg de biomasa. Cabe mencionar que por cada 1,800 kg de biomasa se pueden generar 450 cv ( caballos de vapor), con 450 cv generan 1 megawatt (MW), por lo que si se dividen 1,800 kg de biomasa por 1,000 (1MW= 1000kw) cada 1,8kg de Biomasa genera 1kilowatt (kw).

Al momento, indicó están en planes de concretar su planta de aprovechamiento, “tenemos previsto ponerla en marcha a finales de Octubre de este año, la primer planta de producción de biomasa residual de América Latina, que funcionará a base de una tecnología y patente propia que está bajo secreto industrial”. Añadió que este emprendedor mexiquense que detalló que su planta se ubicará en el relleno sanitario de Tecamac, en el Estado de México.

Detalló que solamente el municipio de Tecamac, que es donde se ubicará es un mercado potencial de las 200tn/d de RSU.

Este procedimiento se estima puede ser adaptable a una empresa no sólo en tiraderos, pero, deberá analizarse el tipo y cantidad de residuos que generan las industrias para lograr tener la biomasa necesarias para la generación de su propia energía.

Relató que ha sido complicado el concretar en la realidad este proyecto, debido a que siempre que se emprende una empresa o proyecto de innovación tecnológica se padece al no ser un tema conocido por el contexto y el sector empresarial; lamentando que a nivel oficial en el Edomex como otros niveles gubernamentales, no existen sistemas de apoyo.

En su opinión sobre la realidad del emprendimiento mexicano en temas de tecnología y medio ambiente, dijo que “es muy poca debido a que los que toman desiciones en los gobiernos o empresas siempre prefieren ir a tecnologías extranjeras, que se piensa son mejores, aunque su costo sea 10 veces mayor. Pero, nosotros estamos cambiando ese paridigma de mostrar que en México también produce tecnologías”.

Finalmente, menciono que esta es la primer planta de Biomasa Residual de Latinoamérica y tiene el objetivo a largo plazo de llevar su tecnología a diferentes países. Muestra de esta confianza en su trabajo es que aparte del Edomex, varias entidades han mostrado en adoptar plantas en sus tiraderos municipales, así como ya tener pláticas con los gobiernos de Argentina y Perú.

MÉXICO; 100 AÑOS DE REZAGO EN RECOLECCIÓN Y MANEJO DE BASURA

Es un hecho innegable que los seres humanos y el crecimiento acelerado del mundo han provocado un desequilibrio ecológico derivado de la creciente necesidad  de las sociedades por espacios habitables en relación el progresivo consumo desmedido de los recursos naturales, es un problema que atañe en mayor o menor medida a todos los países sin importar su desarrollo tecnológico o las medidas para prevenirlo, por esta  razón el entendimiento de la sustentabilidad es un tema prioritario.

En un caso en especificó, como es el manejo de desechos, datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) menciona que en México se generan diariamente 86 mil 343 toneladas  de residuos, (770 gramos por persona) – en su mayoría provienen de los estados más poblados como es un 19.7% en la Ciudad de México (CDMX), 9.6% en Estado de México, 7.6% en Jalisco, 5.2% en Veracruz y 4.3% en Guanajuato.

Los servicios de recolección de residuos urbanos, limpieza de calles y avenidas evolucionan día con día al comprender la problemática medio ambiental y resolviéndola de forma integral.

Es tan grave la realidad nacional en manejo de residuos, que se estima que se padece de un atraso de 100 años en el manejo de residuos sólidos, según un estudio de la Federación Mexicana de Ingeniería Sanitaria y Ciencias Ambientales (FEMISCA).

Cabe recordar que el artículo 10 de la Ley General Para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos establece que los municipios tienen a su cargo las funciones de manejo integral de residuos sólidos urbanos, que consisten en la recolección, traslado, tratamiento, y su disposición final.

Pero, la realidad de los municipios es que se enfrentan a diversas circunstancias que en muchos casos se escapan de sus capacidades técnicas y financieras, debido a la dificultad de contar con personal capacitado, de adquirir o comprometer recursos financieros que den certeza a las inversiones del sector privado y por el corto tiempo de las administraciones municipales, lo que conlleva a la ruptura de la curva de aprendizaje y por ende a una falta de continuidad en las acciones y proyectos que garanticen una gestión integral de los residuos sólidos urbanos.

De ahí la necesidad de impulsar participación de otros sectores en este rubro como son las empresas dedicadas a la gestión de residuos sólidos que va desde la recolección, traslado, valorización, transferencia y disposición final. Que también se ocupan de proyectos de ingeniería ambiental, clausura, sellado, cierre definitivo de basureros y vertederos, control y disminución de pasivos ambientales, así como de proyectos de aprovechamiento de biogás en rellenos sanitarios, con generación alternativa de energía eléctrica renovable.

UN TERCIO DE LOS RESIDUOS DE AMÉRICA LATINA TERMINAN EN EL MEDIO AMBIENTE: ONU

Un tercio de todos los residuos urbanos generados en América Latina y el Caribe aún terminan en basurales a cielo abierto o en el medio ambiente, una práctica que está contaminando los suelos, el agua y el aire de la región, y afecta la salud de sus habitantes, advirtió hoy ONU Medio Ambiente en un nuevo informe regional lanzado en Buenos Aires.

Cada día 145.000 toneladas de residuos son dispuestos inadecuadamente, una cantidad que equivale a los desechos generados por 27% de la población de la región o 170 millones de personas.

El organismo urge a los países al cierre progresivo de los basurales, que generan un elevado riesgo para la salud de las personas que viven cerca y de quienes recolectan materiales, son un foco de gases de efecto invernadero, infligen serios daños a la actividad turística y agropecuaria, y atentan contra la biodiversidad.

Aunque los países de la región han experimentado una mejora cuantitativa y cualitativa en la cobertura de recolección de los residuos, que ya asciende a cerca de 90% de la población, todavía más de 35.000 toneladas diarias (t/día) se quedan sin recoger, especialmente en zonas empobrecidas y comunidades rurales, lo que afecta a más de 40 millones de personas.

La región enfrenta además un desafío para transitar hacia una economía circular: solo 10% de los residuos se aprovecha a través del reciclaje u otras técnicas de recuperación, indica el informe Perspectiva de la Gestión de Residuos en América Latina y el Caribe, presentado en el marco del XXI Foro de Ministros de Medio Ambiente de la región, que tiene lugar entre el 9 y el 12 de octubre en la capital argentina.

“Los países de América Latina y el Caribe deben dar máxima prioridad política a la gestión adecuada de residuos como paso clave para fortalecer la acción climática y proteger la salud de sus habitantes”, dijo el director regional de ONU Medio Ambiente para América Latina y el Caribe, Leo Heileman.

El reporte revela que la generación actual de residuos de la región aumentará al menos 25% para 2050. Se espera que se generen más de 671.000 t/día de residuos urbanos en 2050, frente a las 541.000 t/día que se producían en 2014.

El aumento sostenido se atribuye a fenómenos globales como el incremento de la población, la expansión urbana y económica, y a los patrones de producción y consumo propios de una economía basada en el esquema de “usar y tirar”.

El documento pide esfuerzos para mejorar la gestión de residuos como un paso clave para cumplir en 2030 con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) acordados por los líderes mundiales en 2015.

La publicación también detalla las áreas de oportunidad para la región, como la gestión especial de los residuos orgánicos o la aplicación de los principios de la economía circular.

Los residuos orgánicos representan en promedio el 50% de los desechos generados por los países de la región, pero son los que menos se gestionan. Su falta de tratamiento específico provoca una generación injustificada de gases de efecto invernadero -como el metano-, la producción de lixiviados y disminuye la calidad de otros materiales reciclables que también están en la basura.

QUÉ TIPO DE RESIDUOS EXISTEN Y CÓMO SE CLASIFICAN

Mantener una ciudad limpia comienza en casa con acciones tan sencillas como separar la basura. Pero, qué sucede cuando no se sabe cómo clasificar los desechos. Aunque parezca mentira, esta situación es muy común.

Por ejemplo, en México, el año pasado al entrar en vigor la Norma Ambiental 024, que establece la división de residuos en cuatro categorías, se modificó el estándar establecido, lo que generó dudas en la población sobre la manera adecuada de tirar la basura.

Y es que, de acuerdo con la Semarnat (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales), cada persona genera alrededor de 300 kilos de basura al año, de los cuales sólo el 11% se recicla, por lo que es muy importante conocer las clasificaciones que existen y qué desechos corresponden a cada una de ellas.

ORGANICOS: O también denominados residuos sólidos biodegradables son aquellos que al transformase pueden ser reincorporados al ciclo productivo. Ejemplo, productos de jardinería (flores, pasto, hojarasca y ramos) o restos de alimentos (sobras de verduras, cascarón de huevo, pan, tortillas, productos lácteos).

Utilidad: para hacer alimento para animales, biogás, composta, jabones, entre otros.

INORGANICOS: Los residuos inorgánicos con potencial de reciclaje son aquellos que cuentan con características para ser reincorporados a un proceso o tratamiento que permite su valorización. Deben ser separados del resto, desde la fuente, para evitar ser contaminados. Ejemplo: papel y cartón, plástico, vidrio, metales, ropa y textiles, maderas y envases.

Utilidad: para hacer pulpa de papel y cartón, vidrio, productos metálicos.

INORGANICOS NO RECICLABLES: Son conocidos como residuos difíciles de reciclar por sus características o el uso que se le dio en un inicio. Ejemplo: residuos sanitarios, pañuelos usados, papel de baño, preservativos, toallas sanitarias, pañales, plásticos de difícil aprovechamiento.

Utilidad: en una valorización energética o un tratamiento térmico.

MANEJO ESPECIAL Y VOLUMINOSO: Son los residuos domésticos desechados al considerarse inutilizables y que, por su tamaño o componentes internos, deben ser objeto de un manejo específico. Ejemplo: muebles, aparatos electrónicos, pilas, baterías, llantas, juguetes.

Utilidad: reusar o extraer los materiales reciclables que contengan